Hon Lik: el hombre que inventó el vapeado | blu

28/5/18

Hon Lik: el hombre que inventó el vapeado

Categorías: Noticias

Sin Hon Lik, el mundo del vapeo sería un lugar muy diferente. Nacido en septiembre de 1951, Lik es el responsable de la invención del vaporizador moderno. En 2001 empezó a trabajar en un dispositivo que emitiría nicotina sin necesidad de recurrir a los vaporizadores.

«Sabía que iba a convertirse en un producto revolucionario», afirmó en 2015, en una entrevista concedida a The Spectator. «En China se dice que es la quinta invención, tras la navegación por mar, la pólvora, la imprenta y el papel. Creo que es una exageración».

El prototipo de Lik es sustancialmente diferente a los modelos que disfrutamos ahora. En vez de un elemento calorífico, habitual en los modelos contemporáneos para calentar el líquido y producir el vapor que se inhala posteriormente, el diseño de Lik estaba equipado de un elemento eléctrico que operaba por ultrasonido. Era más grande y grueso que los diseños de vaporizadores a los que estamos acostumbrados, pero fue un punto de partida notable.

Lik afirmó, en una entrevista concedida en 2013 al semanario científico francés Sciences et Avenir que «el diseño que elaboré en 2001 era como el de una consola de grandes dimensiones. Utilicé, además, aditivos alimentarios así como disolventes. En aquel momento estaba trabajando en un sistema de vaporización por ultrasonido, pero las gotitas formadas eran demasiado grandes para emular al humo del tabaco. Esta tecnología se usa en algunos humidificadores domésticos. Funcionan mediante la vibración a través de frecuencias de ultrasonidos de un diafragma metálico inserto en un líquido: esto provoca la creación de micro partículas que, en contacto con el aire a temperatura ambiente, forman una especie de vapor frío».

A medida que pasaban los meses, la idea de Lik se fue refinando: en 2003 se patentó en China un dispositivo con un elemento calorífico de menor tamaño y mayor uso práctico. En 2004, los vaporizadores llegaron al mercado a través de la empresa china Ruyan, de la que Lik había sido empleado. En 2005; Ruyan, empezó a exportar sus vaporizadores a otros mercados, irrumpiendo, en 2007, en el mercado estadounidense.

Fue un éxito inmediato. En 2014, las ventas de dispositivos de vapeo alcanzaron los 5.000 millones de dólares. Se prevé que esta cifra aumente con rapidez en los años venideros, alcanzado los 15.000 millones de dólares en 2019. Gran parte de las ventas provienen de China, madre patria de Lik, seguida de los EE. UU. Japón, Rusia y China cierran el grupo de los cinco países más importantes a este respecto.

En 2013, Lik se unió a Fontem Ventures, la empresa matriz de blu, con el objetivo de continuar innovando dentro del sector, un propósito que, sin lugar a duda, será capaz de alcanzar. ¿Cuál es su objetivo de cara al futuro? «Mi verdadera pasión, como la de muchos otros inventores, es dejar mi huella», confesó a The Guardian.

Ir arriba