¿Cómo se inhala el vapor?

Vapear es mucho más que saber elegir el cigarrillo electrónico y líquido adecuados, es también saber cómo vapear correctamente. Esto puede parecer sencillo a primera vista, pero los cigarrillos electrónicos son unos dispositivos muy particulares que requieren un uso especial, a diferencia de otros aparatos que emiten nicotina. En este artículo exploraremos cómo inhalar vapor.

¿Cómo empiezo a producir vapor?

Algunos cigarrillos electrónicos usan un botón para empezar a producir vapor. El usuario aprieta un botón que activa el elemento calorífico del dispositivo, calentando el líquido que terminará convirtiéndose en vapor listo para ser inhalado.

Otros cigarrillos electrónicos, como los myblu® no utilizan este sistema. Estos dispositivos tienen un sistema de detección del flujo de aire que registrar la utilización del cigarrillo electrónico. El cigarrillo electrónico se activa cuando el usuario le da una calada.

Antes de empezar, se recomienda dar unos (it>primeros puffs. Estos primer puffs, o «caladas en seco», son caladas cortas (de menos de un segundo) en las que el vapor no se inhala.

Los primer puffs inician el proceso de creación de vapor del cigarrillo electrónico, las caladas en seco ayudan a mejorar el sabor e incrementan la producción de vapor desde la primera calada.

¿Qué técnica de vapeo debería utilizar en mi caso?

Una vez se hayan hecho estas caladas preliminares, el vapeador ha de acomodar sus labios a la boquilla. Los labios han de estar en contacto directo con la boquilla. Cualquier hueco entre labios y boquilla dificultará la correcta inhalación de vapor. La calada ha de ser lenta y constante, de unos 3 a 5 segundos de duración, en función de las preferencias de cada uno.

Por lo general, los vapeadores utilizan sus cigarrillos electrónicos de dos formas:

  • Boca-pulmón
  • Directo al pulmón

Cuando se da una calada de boca a pulmón, el vapeador llena su boca de vapor antes de pasarlo a sus pulmones. Algunos, por el contrario, prefieren exhalarlo en vez de tragárselo, y el efecto que proporciona es similar. Se obtiene un sabor más intenso con la técnica de calada directa al pulmón.

El vapor viaja directamente a los pulmones en vez de permanecer durante un instante en la boca. Esto genera un «picorcillo en la garganta» más intenso.

¿Cuándo notaré el efecto?

Los efectos de una calada se empiezan a notar treinta segundos después. No obstante, este lapso varía y no es el mismo para todos los usuarios, de modo que no hace falta seguir vapeando si no se nota nada justo después de dar una calada. Puede que la sensación para un novato sea algo apabullante al principio, aunque esa sensación se disipa con el tiempo.

Se suelen dar de 3 a 7 caladas por sesión, haciendo una pausa entre cada una de ellas. No obstante, esta cantidad depende de las preferencias personales de cada uno. Es recomendable que se hagan pausas apropiadas entre cada sesión.

Al terminar una sesión, el cigarrillo electrónico debe guardarse de manera adecuada, poniendo la batería a cargar o reemplazándola si fuera necesario.

Si tienes más dudas respecto a los cigarrillos electrónicos de blu, echa un vistazo a nuestros cigarrillos electrónicos o bien acude a nuestra sección de atención al cliente. También puedes sacarle partido al Chat en Vivo que tenemos a tu disposición.