Mantenimiento de la batería de los cigarrillos electrónicos

Asegurarse de que la batería está en buen estado es esencial para tener una buena experiencia de vapeo. Sin una batería funcional, tu cigarrillo electrónico no puede funcionar correctamente, de modo que es importante entender cómo utilizar adecuadamente tu batería. Vamos a analizar cuáles son los aspectos fundamentales en los que hay que reparar para mantener tu batería en buen estado.

Limpieza

Las baterías se deben limpiar con regularidad para garantizar su correcto funcionamiento. El polvo y la suciedad pueden acumularse con facilidad en la batería, sobre todo si guardas tu cigarrillo electrónico en tu mochila o bolsillo. Por lo tanto, un buen mantenimiento es fundamental.

El puerto USB es la parte más importante de la batería, en este caso, ya que es la única parte del dispositivo que queda expuesta al exterior. Si algo se introduce en el interior a través de este puerto, será casi imposible sacarlo de ahí. Esto puede afectar al rendimiento de la batería.

Limpiar el terminal con frecuencia previene la acumulación de polvo en el interior del dispositivo. La mejor forma de limpiar el terminal es con un bastoncillo de algodón, ya que la suciedad se puede recoger con cuidado sin dañar ninguna pieza del dispositivo.

Hay que sujetar el bastoncillo como si de un lápiz se tratara: rota la punta alrededor del terminal para recoger toda la suciedad. Asegúrate de limpiar concienzudamente las paredes internas del terminal, ya que el polvo suele acumularse ahí cuando la batería se conecta a la cápsula. Por esta razón, es recomendable comprobar si esta parte del cigarrillo electrónico contiene algo de polvo al desenroscar estos componentes.

Almacenaje

Como se podía intuir en la sección anterior, una de las mejores formas de maximizar el rendimiento de tu batería es evitando que la suciedad o el polvo se acumulen en el terminal. Una de las mejores formas de conseguirlo es almacenando correctamente la batería. Al guardar tu batería en un lugar seguro se minimiza la posibilidad de que acumule suciedad. Además, tu batería estará protegida frente a cualquier daño.

Si tienes un myblu® , sería recomendable encontrar un sitio seguro en el que almacenar tu batería, así como un complemento para transportarlo de forma segura. En casa, una buena solución sería montar una estantería destinada específicamente para guardar tu dispositivo, así eliminas la tentación de dejarlo por ahí tirado. Algunos usuarios utilizan un vaso para guardar su vapeador, como harían con su cepillo de dientes. Fuera de casa, es aconsejable asegurarse de que la batería no caiga al fondo de la mochila o bolso, ya que eso podría dañarla. Intenta guardarla en un compartimento o bolsillo en el que tu cigarrillo electrónico repose de manera adecuada.
No conviene olvidar que para que la batería funcione correctamente, debe conservarse en un lugar fresco y seco.

Recarga

Conviene asegurarse de que la batería está convenientemente cargada antes de salir de casa, ya que agotar la batería con frecuencia puede repercutir negativamente en su rendimiento. Sin embargo, también es importante no sobrecargarla. Dejar la batería cargando durante toda la noche puede ser contraproducente, por muy tentador que resulte. Apenas tarda cuatro horas en cargarse del todo.

Los cigarrillos electrónicos blu® indican si la batería se ha cargado del todo, bien con el parpadeo del cierre, o si ves que la luz del cargador USB se vuelve de color verde. Prestar atención a estos indicadores te ayudará a no sobrecargar tu batería por error, de modo que no pondrás en riesgo su correcto funcionamiento.