¿Qué son los cigarrillos electrónicos?

El cigarrillo electrónico moderno nació en 2003, cuando el farmacéutico chino Hon Lik patentó el diseño de un dispositivo electrónico que calentaba un líquido para crear vapor. Este invento diseminaba una dosis de nicotina sin necesidad de quemar tabaco, y pronto se ganó el favor del mercado chino cuando hizo su irrupción en China en 2004. Poco después, el fenómeno se extendió a otros países..

Desde entonces los cigarrillos electrónicos han crecido en popularidad, y se ha estimado que las ventas globales de dispositivos de vapeo superarán los 15 000 millones de dólares en 2019. Este éxito ha suscitado algunas preguntas por parte de los consumidores, que ansían saber más sobre estos productos. En este artículo responderemos a algunas de las preguntas frecuentes al respecto.

¿Qué son los cigarrillos electrónicos?

Los cigarrillos electrónicos, también denominados e-cigs, pueden parecer, a simple vista, un instrumento complejo de entender. Hay infinidad de términos, modelos y accesorios diferentes, por lo que los novatos no saben muy bien por dónde empezar.

Un cigarrillo electrónico es un dispositivo que calienta un líquido que contiene un sabor y/o nicotina, entre otros ingredientes. El vapor resultante es inhalado por el usuario, que recibe la dosis de nicotina que desea a través de este vapor. No se quema tabaco, a diferencia de los cigarrillos tradicionales.

¿Qué tipos cigarrillos electrónicos se pueden encontrar en el mercado?

No existe un solo modelo de cigarrillo electrónico: los hay de todas formas y tamaños. Algunos requieren recarga de e-líquido (son los conocidos como «cigarrillos electrónicos de sistema abierto»), como el blu® PRO kit. Otros, sin embargo, requieren cartuchos (son los conocidos como «cigarrillos electrónicos de sistema cerrado»), como el blu® PLUS kit.

Algunos cigarrillos electrónicos son de usar y tirar. Estos cigarrillos, conocidos como «desechables», ni se pueden recargar ni admiten reemplazos de cartucho. En cuando el líquido de un cigarrillo desechable se ha consumido, no se puede usar de nuevo y ha de ser, como no podía ser de otro modo, desechado.

Existen opciones más avanzadas, por otro lado. Son los Mods,Box Mods o los vaporizadores personales avanzados (APV, por sus siglas en inglés). Presentan modificaciones en la batería o en el tamaño del tanque para ajustarse a los gustos de cada usuario. Al otro lado del espectro se pueden encontrar los que no tienen tanque: el usuario han de derramar un par de gotas de e-líquido en un mecanismo calorífico para vapear. Son los drip tips o boquillas.

Estos productos no forman parte de la gama comercializada por blu®, y su uso solo se recomienda a usuarios avanzados. Los modelos desechables, y los kits PLUS y PRO de blu® son la opción más apropiada por los que se inician en este mundo.

¿Cuáles son las diferentes piezas que forman un cigarrillo electrónico?

Las piezas constituyentes de un cigarrillo electrónico difieren según el modelo empleado. Muchos, sin embargo, cuentan con una batería, un mecanismo calorífico, un comportamiento para almacenar el e-líquido y una boquilla. Los cigarrillos eléctricos de sistema abierto pueden incluir baterías y sistemas caloríficos de mayor tamaño que los de sistema cerrado, siendo el uso de cartuchos una de sus principales características.

¿Dónde puedo obtener más información?

Si deseas saber más acerca de los cigarrillos electrónicos, tienes a tu disposición la sección de atención al cliente en la página web de blu®. También puedes usar nuestro servicio de atención al cliente online.